En la tarde de este domingo en Urdampilleta, Agrario y La 14 marcaron el regreso a las canchas del Fútbol Rural Recreativo, después de casi un año y medio, en el marco de un cuadrangular del que también participan Vallimanca y Unión es Fuerza. Sin embargo, la jornada debió terminar antes de lo previsto.

En la gris tarde urdampilletense, primero se jugó el partido de Segunda División, en dos tiempos de 40 minutos, en el que los protagonistas terminaron igualados en dos goles por bando.

A continuación, como ocurre habitualmente, se enfrentaron en Primera. Empataron sin goles, pero la noticia vino por otro lado. El primer tiempo fue de 40 minutos, pero la segunda mitad debió ser interrumpida cuando iba media hora de juego, debido a los reclamos vertidos por algunos anónimos, que remarcaron la presencia de espectadores al costado de la cancha, cuando el cotejo debía ser sin público.

Atendiendo a las acusaciones, los delegados de ambos clubes decidieron terminar el juego, pero se fueron masticando bronca, aduciendo que en otras competencias deportivas, tanto al aire libre como en espacios cerrados, también se advierte la presencia de espectadores pero sin sanción ni llamada de atención alguna. Además, aclararon que la gente que había ido a ver el partido se mantenía en sus automóviles, separados de los demás espectadores.

Tanto en Agrario como en La 14 quedó la sensación de que hay cierta animosidad contra los clubes ruralistas y avisaron que continuarán solicitando que los dejen jugar libremente. Uno de los delegados de Agrario estará mañana a las 18 en FM Signos, en el primer programa de “Bolívar Futbolero”. Porque este “partido” se seguirá jugando durante toda la semana.

Foto: Instagram José Sánchez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *