La red 5G, la hegemonía mundial, los efectos en el comercio global y los usos de la agenda mediática no escapan a la ola de teorías conspirativas en redes sobre la epidemia del coronavirus, donde suenan cada vez más verosímiles, señaló el experto Gustavo Girado, director de la carrera de Estudios en China Contemporánea en la Universidad de Lanús.

En charla con Télam, el experto consideró que esta ola de versiones en relación al coronavirus y su creciente circulación en redes sociales y parte de la prensa, “se han transformado en algo verosímil por el uso de estos medios en la batalla hegemónica entre Estados Unidos y China”.

“Algo que era propio de películas de ciencia ficción años atrás ahora nos parece posible. El 1984 ‘orweliano’ quedó chico frente a las tecnologías de reconocimiento facial que ya existen”, señaló Girado, licenciado en Economía, magister en Relaciones Internacionales y una de las autoridades en el país sobre los fenómenos económicos, políticos y culturales del gigante asiático.

– Télam: Las versiones que proliferan tras el brote del virus lo hacen enmarcadas y amplificadas por una fuerte disputa entre estos gigantes por espacios de hegemonía en sectores de alta tecnología, cuya parte visible es la guerra comercial. ¿Cómo se vincula esto con las teorías conspirativas sobre el coronavirus?
– Gustavo Girado: Quiero decir que el hecho de que pueda haber una conspiración, un uso estratégico del virus en una guerra química o bacterelógica, tiene hoy más visos de posibilidad que antes, porque hay episodios concretos de intervención entre potencias, como el escándalo de Cambridge Analítica (2018), o el espionaje de Estados Unidos a Merkel (2015), por ejemplo, que lo hace plausible. Dicho esto, uno puede pensar que es posible que el virus aparecido en China no sea necesariamente algo originado allí, en ese mercado, sino puesto allí para que se despliegue desde ese lugar. Yo no me sumo a ese tipo de miradas, pero comprendo que haya quienes tienen esa posición.

– T: Ante la expansión de los casos, Beijing acusa a Washington de sembrar el miedo mientras sus bolsas se desploman y Washington acusa a los chinos de censurar en los medios la información y apostar por la propaganda para ganar la batalla de la opinión pública. ¿Hasta dónde puede llegar esta fractura y dañar el comercio internacional?

– G.G.:
China es la economía más dinámica y la principal socia comercial de más de la mitad de los países del mundo y explica un porcentaje muy importante del crecimiento mundial. Si ésta tiene menor dinámica, el mundo va a crecer menos, esto va a ralentizar el comercio global y va a traer también una baja de la tasa de crecimiento mundial.

– T: ¿En esta disputa por la hegemonía qué tan relevante es el 5G?

– G.G.:
Bueno, en este área la tecnología mas avanzada la tiene China. Por eso las políticas explicitas de Estados Unidos son detener el avance del gigante de las telecomunicaciones Huawei. La excusa para hacerlo es que progreso tecnológico chino, según Washington, se consiguió a través del robo, de hacer comercio en forma ilegítima y de forzar la transferencia tecnológica. Con esta excusa Washington intenta que china no avance en su escalamiento tecnológico. Estados Unidos ataca a Huawei porque dice que este gigante tecnológico le brinda información al politburó chino, información que puede recoger a a través de la nube y la inteligencia artificial y como Estados Unidos es vanguardia en muchos aspectos de esta alta tecnología, desea no perder ese espacio de hegemonía.

Algo que era propio de películas de ciencia ficción años atrás ahora nos parece posible

Gustavo Girado

– T: ¿Pero Estados Unidos puede realmente perder ese espacio?
– G.G.: Claro, podría perderlo porque esta nueva tecnología requiere el desarrollo de nuevos estándares, que son los patrones sobre los que se desarrollan las manufacturas en el futuro. Todavía no están patentados y la carrera por esas patentes determinara quién va a marcar el ritmo de cómo se van a hacer las cosas. Si sos el dueño del estándar sos quien determina como se hará todo lo que va a hacerse sobre ese producto. Entonces es el establecimiento de estas reglas y patrones lo que está en disputa.

– T: ¿Cómo se expresa esto en la vida cotidiana?

– G.G.:
Cuando estos patrones sean establecidos por empresas chinas (Huawei, Lenovo, ZTE Alibaba) los sistemas de defensa, la nanotecnología, los sistemas de salud y la vinculación de las cosas a través de Internet se va a realizar de acuerdo a los estándares que los chinos deseen y ahí occidente puede pasar a ser tomador de tecnología y no productor de ésta. Europa sabe esto y por eso el lugar de la batalla es la Unión Europea. Las finlandesa Nokia, la sueca Eriksson, la alemana Siemmens, la británica Vodafone son de vanguardia europea pero saben que están detrás de Huawei y quieren asociarse a ella para desplegar la red 5G y no perder la carrera tecnológica.

– T: A propósito de fakes, patentes y volviendo al brote, circula en redes que una farmacéutica (Gilead Sciences), desarrolló un antiviral, llamado “Remdesivir” efectivo en pruebas con humanos y que Beijing quiere patentarlo contener los efectos de la epidemia. ¿Se trata de una moneda de cambio entre patentes?

– G.G.:
No tengo ninguna información sobre esta versión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya informó que hasta dentro de 6 u 8 meses es imposible tener una vacuna, por lo que no me sorprendería que fuera otra fake news de la infinidad que circula por este tema.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/202002/432408-coronavirus-hegemonia-5g-medios-y-fake-news-bajo-la-mirada-critica-de-un-experto.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *