Una adolescente de 14 años se encontraba hoy internada con muerte cerebral luego de ser alcanzada por una bala perdida durante los festejos de Navidad en la localidad bonaerense de Moreno, y por el hecho fue detenido un hombre de 60 años a quien le secuestraron una pistola y una escopeta, informaron fuentes judiciales y policiales.

Fuentes judiciales informaron a Télam esta noche que la adolescente tiene muerte cerebral y permanece conectada con asistencia respiratoria mecánica.

El hecho ocurrió alrededor de la 1 del miércoles pasado, en plenos festejos navideños, cuando la adolescente se encontraba junto a su familia y otros menores en el patio de su casa situada en la esquina de Shakespeare y Florencio Varela, de Moreno, y cayó desplomada por un balazo que le ingresó por la nuca, a la altura de la región temporo parietal izquierda.

“Estaba festejando justo después de las doce, tirando cohetes con los sobrinos chiquitos y de la nada se desvaneció en el piso. Creyeron que era un simple desmayo, pero le hicieron una placa y ahí vieron que tenía una bala en la cabeza”, contó hoy al canal C5N Brian, el cuñado de la víctima.

La adolescente -cuya identidad se mantiene en reserva por tratarse de una menor de edad- fue trasladada al Hospital Mariano y Luciano de La Vega, de Moreno, donde su familia espera que pueda ser derivada a un centro de mayor complejidad ya que allí dijeron que no pueden operarla.

“Los médicos dijeron que no se podía operar que la bala estaba en un lugar delicado”, señaló Brian.

Por su parte, Gabriel, el padre de la adolescente, explicó que él viajó desde Santiago del Estero al enterarse “por un vecino que tiene Internet” que habían baleado a su hija y, entre lágrimas, agregó: “Lo único que quiero es que mi hija se salve”.

Lo ocurrido es investigado por la fiscal Luisa Pontecorvo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Moreno y por efectivos de la comisaría 8va. de ese distrito del oeste del conurbano, quienes realizaron un relevamiento por el barrio y se entrevistaron con los vecinos.

A partir de los datos aportados por los testigos, la fiscal Pontecorvo dispuso la aprehensión de un sospechoso identificado como José Alberto Pinto Barreto (60), conocido como “El Uruguayo” y que vive a 70 metros del lugar del hecho.

Según las fuentes, en el allanamiento a la casa del acusado la Policía secuestró una pistola marca Bersa calibre 9 milímetros, 12 proyectiles intactos y cuatro vainas servidas del mismo calibre; y una escopeta marca Bathan con dos cartuchos intactos.

Los voceros judiciales indicaron a Télam que el acusado no detentaba “autorización vigente” para dichas armas, las cuales serán sometidas a peritajes para determinar si alguna de ellas fue utilizada recientemente.

A su vez, “El Uruguayo” fue sometido a la prueba de barrido electrónico que determinará si en alguna de sus manos tiene rastros de plomo, bario y antimonio, los tres elementos que se dispersan ante la deflagración de un disparo de un arma de fuego.

En tanto, como el plomo que provocó la herida en la adolescente no pudo ser extraído, los peritos no pueden determinar si fue disparado por la pistola calibre 9 milímetros que le secuestraron al sospechoso detenido.

“Varios vecinos declararon y dijeron que lo vieron a él vaciando un revólver hacia arriba como en un festejo. Por lo que dijeron, todos los años hace lo mismo”, dijo el cuñado de la víctima sobre el detenido.

En tanto, el director médico Emanuel Zavarías, del hospital de Moreno, informó esta tarde que la adolescente llegó a la guardia “en un cuadro de coma” y que “se le hizo la medida de reanimación inicial y, entre otros estudios, una tomografía de cerebro que evidencia una lesión cerebral producto de un proyectil en grandes regiones del cerebro, de compromiso vital”.

De acuerdo al facultativo, la adolescente permanecía alojada en la sala de terapia intensiva con “pronóstico reservado”.

“La lesión cerebral no tenía criterio neuroquirúrgico y se le hizo recientemente una nueva tomografía, donde se observa que no tiene cambios ni ninguna nueva conducta”, añadió Zavarías al explicar los motivos por los cuales la paciente no será operada.

Finalmente, el director médico dijo que esta mañana se le suspendió toda la sedación para controlarla neurológicamente y ver como evoluciona, por lo que las próximas horas serán “decisivas”.

Mientras tanto, el personal de la Dirección de Salud Mental del Municipio de Moreno, el Centro de Asistencia a la Víctima Departamental y el Centro de Asistencia de los Derechos de las Víctimas del Ministerio de Justicia de la provincia trabajaban en forma conjunta en la contención a los familiares de la adolescente baleada.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201912/419496-una-adolescente-con-muerte-cerebral-por-una-bala-perdida-durante-los-festejos-navidenos-en-moreno.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *