Idleb es uno de los enclaves que aún queda en manos de milicias opositoras sirias en el país que desde hace más de ocho años vive en paralelo varias guerras, una civil entre el gobierno y grupos opositores, y otras que incluyen a milicias extranjeras y fuerzas de otros Estados.

En el último año, muchos de estos actores locales e internacionales coincidieron en un objetivo común: derrotar a la milicia Estado Islámico. El mes pasado, este grupo perdió el último bastión que controlaba y, aunque aún es operativo en varias partes del partes, tanto Siria, como sus aliados y sus rivales, lo dieron por muerto.

Por eso, ahora el Ejército sirio y su aliado ruso retomaron la ofensiva sobre los grupos opositores armados para recuperar el control del resto del país.

Según los llamados Cascos Blancos, una organización civil siria de rescatistas opositora, el Ejército y fuerzas rusas lanzaron la ofensiva el martes pasado contra Idleb y también contra Hama, una cuidad al sur, que clasificaron como un “verdadero desastre” para la población civil, que es incapaz de resguardarse de “bombardeos sostenidos”, informó la agencia de noticias Europa Press.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201905/355338-siria-y-rusia-rompen-una-tregua-con-la-oposicion-y-reactivan-combates-con-decenas-de-muertos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *