Siete de los ocho policías que fueron detenidos por la muerte de cuatro jóvenes luego de una persecución a tiros y choque en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte se negaron a declarar ante el fiscal de Cañuelas Lisandro Damonte y continuarán presos, informaron esta noche fuentes judiciales.

La audiencia en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Cañuelas se inició al mediodía y culminó pasadas las 20.30, ya que a todos los efectivos se le leyó la imputación en su contra y luego se les consultó si querían ser interrogados.

Todos los policías se negaron a declarar, por recomendación de su defensa, excepto la oficial Melina Blanco, quien había sido aprehendida anoche por presunto encubrimiento, ya que se sospecha que viajaba en una de las patrullas que intentó interceptar el auto en el que se movilizaban los adolescentes.

Para los investigadores, la policía observó todo, aunque luego firmó un acta en el que se habrían falseado las circunstancias por las que murieron los jóvenes.

La oficial, de 25 años, se presentó espontáneamente ayer en la fiscalía y manifestó que quería declarar porque había participado en el procedimiento y aseguró que ello no figuraba porque sus superiores le dijeron que “era nueva”.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201905/361422-policias-indagatoria.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *