Maithripala Sirisena vetó a las dos organizaciones fundamentalistas a cuyos miembros se les atribuye la responsabilidad de la serie de ataques coordinados del Domingo de Resurrección en el que 253 personas murieron y más de 500 fueron heridas.

Sirisena, “ha tomado medidas para prohibir las organizaciones National Thawheed Jammath (NTJ) y Jamathei Millathu Ibraheem (JMI) en Sri Lanka”, informó a través de un comunicado la oficina de prensa de la Presidencia. Asimismo, asegura que en el marco de las regulaciones del estado de emergencia vigente en la isla “se han tomado medidas para prohibir otras organizaciones extremistas que operan en Sri Lanka”.

El National Thowheed Jamath (NTJ) y el Jammiyathul Millathu Ibrahim (JMI) son dos organizaciones extremistas locales a las que las autoridades han atribuido la responsabilidad de la serie de ataques cometidos hace una semana a tres iglesias y tres hoteles de lujo. Los investigadores han adelantado además sus sospechas de que estos ataques, cometidos por al menos nueve suicidas, haya sido perpetrados en coordinación con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ya ha reivindicado estos atentados.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201904/353493-sri-lanka-proscripcion-organizaciones-islamistas-atentados.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *