Se realizaron este domingo las Elecciones Primarias en todo el país, que dieron como grandes ganadores a los candidatos del Frente de Todos y asestaron un golpe durísimo para Macri y Vidal en el orden nacional y provincial. En Bolívar, el Intendente Marcos Pisano sacó una importante diferencia respecto de sus competidores, en tanto que Juan Carlos Morán venció a José Gabriel Erreca en la interna de Juntos por el Cambio.

Nuestro distrito le dio la espalda al Presidente

La fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner se impuso por una mínima diferencia respecto de la que dupla Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto.

Por su parte, Roberto Lavagna consiguió casi 2000 votos, seguramente arrastrados por la presencia del bolivarense Eduardo Bucca como candidato a Gobernador.

Vidal se mantuvo como la opción a Gobernador más elegida en Bolívar

Contrariamente a lo que ocurrió en la elección a Presidente, Juntos por el Cambio, con la fórmula de María Eugenia Vidal y Daniel Salvador, pudo imponerse a la de Axel Kicillof y Verónica Magario, con más de 1400 votos de ventaja. De esto se desprende que casi 1500 bolivarenses cortaron boleta para evitar sufragar por el actual Presidente.

Asimismo, el resultado también podría deberse a los 2370 votos que consiguió el ex Intendente Bali Bucca en la lista del lavagnismo, que habrían impactado de lleno sobre la lista del Frente de Todos, principalmente por la cantidad de boletas que se repartieron con la línea Lavagna – Bucca – Pisano.

Pisano logró casi el 50% y competirá con Morán y “Miky”

El actual intendente consiguió revalidar su gestión en las urnas, con casi la mitad de los sufragios, permitiéndole imponerse, incluso, por sobre la sumatoria de los votos obtenidos por Juan Carlos Morán y José Gabriel Erreca, los candidatos de Juntos por el Cambio. Esta situación genera un panorama más que favorable para Pisano de cara a las elecciones de octubre.

En la única interna que tuvieron las PASO en Bolívar, Morán logró consolidarse como el candidato a intendente que tendrá Juntos por el Cambio en las elecciones generales, luego de sacar más de 1200 votos de distancia sobre los conseguidos por Erreca, en un resultado que dejó perplejo a más de uno, ya que se esperaba no sólo una elección más pareja, sino que muchos analistas políticos presagiaban ganador al ex Intendente.

Más allá de que los resultados demoraron muchísimo en darse a conocer y generó que la espera por los números oficiales sea realmente tediosa, la tendencia de una victoria moranista se empezó a dar desde las primeras mesas escrutadas, para finalmente expresar ese 56% a 44%.

De todos modos, ya se avizora que no será nada sencilla para Morán la elección del 27 de octubre. Con los resultados de ayer, necesitaría no sólo retener todas las voluntades que sumó y todos los votos que fueron para Erreca, sino también acaparar la gran mayoría de los electores que este domingo no concurrieron a votar y sí lo harían en las generales.

Ayer concurrió alrededor del 76% del padrón, mientras que en las generales el promedio suele andar en el 82 – 83%. De ahí se aferra Morán a su ilusión de ser intendente, un objetivo para el cual este domingo sorteó el primer escollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *