El ex presidente de Brasil Luiz Inazio Lula da Silva fue nombrado este lunes ciudadano de honor de París, en un acto en el ayuntamiento de la capital francesa que aprovechó para defender su acción al frente del país sudamericano y criticó “la deriva antidemocrática” bajo el mando de Jair Bolsonaro.

“Recibo esta distinción con honor (…) y me da la oportunidad de denunciar a nivel internacional la situación que vive mi país”, aseguró Lula ante un auditorio que coreó su nombre, el de su sucesora, Dilma Rousseff, y el del ex candidato presidencial Fernando Haddad, también presentes en el acto.

El ex presidente dijo haber sido víctima de una serie de mentiras que le mantuvieron 580 días en prisión, de los ocho años a los que fue condenado, y aseguró que pese a sus 74 años se encuentra “con las fuerzas de 30”.

“Estoy más motivado que nunca para reconquistar la democracia en nuestro país”, dijo Lula, citado por la agencia de noticias EFE.

Además, valoró especialmente el reconocimiento de una ciudad “que tiene un apego especial a los derechos humanos y que siempre ha acogido a los brasileños y a los latinoamericanos, que los han defendido”.

Precisamente su defensa de los derechos humanos y su encarcelamiento fueron los motivos esgrimidos por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, para justificar su elección como ciudadano de honor, que fue aprobada por el consistorio de la capital en octubre pasado.

Hidalgo reveló que fue Rousseff quien le pidió una acción en favor de la liberación de Lula y que enseguida pensó en esta distinción, que desde su creación en 2001 se ha concedido a menos de 200 personalidades, siempre a luchadores por la libertad y, a menudo, recluidos en prisión.

La alcaldesa socialista, en plena campaña para su reelección en las municipales del 15 y el 22 de marzo, destacó el legado del Partido de los Trabajadores en favor de la igualdad en Brasil y denunció que su batalla quedó truncada por la llegada de Bolsonaro al poder.

Lula participará en un mitin electoral de Hidalgo, acompañado de Rousseff y de Haddad, en su primera visita de la gira europea que de París le llevará también a Ginebra y a Berlín.

El presidente de Brasil entre 2003 y 2010 une su nombre a personas como el ex presidente sudafricano Nelson Mandela, la escritora bangladeshí Taslima Nasreen y la ganadora del Premio Nobel de la Paz iraní Shirin Ebadi.

El líder brasilero tiene previsto además participar en Ginebra el próximo 6 de marzo en un encuentro con representantes del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), órgano que reúne a más de 340 Iglesias en más de 120 países, donde abordará el tema de la desigualdad social.

Su viaje a Europa acabará en Berlín, donde se reunirá con líderes políticos y representantes del movimiento sindical alemán, además de participar en un acto público en defensa de la democracia en Brasil.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/202003/436926-lula-ciudadano-honor-paris.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *