El arzobispo de San Juan de Cuyo, Jorge Lozano, afirmó este lunes que, si bien existen distintas prácticas religiosas entre los asistentes a la Misa celebrada por los 15 años de la tragedia de Cromañón “nos une la indignación por la vida joven pisoteada, por los sobornos, por la búsqueda del dinero sin tener en cuenta la seguridad de quienes fueron a una fiesta”.

“Los sentimientos son contradictorios, y en cada familia, cada grupo de amigos se expresa como se puede”, describió Lozano.

El religioso celebró la Misa en la Catedral Metropolitana junto al cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires, monseñor José María Baliña, obispo auxiliar de Buenos Aires y los sacerdotes César Femia, Jordi Sabaté y Martín Rebollo Paz.

“Recordamos los ninguneos y también los compromisos de personas desconocidas. Gente que se puso la tragedia al hombro y otros que se conformaron con seguir las noticias. Nos une el dolor por las consecuencias de la corrupción y la indolencia de la burocracia”, dijo el religioso.

Precisó que en todos estos años también “experimentamos solidaridad, así como unas pocas críticas incomprensibles”.

“Y aquí estamos. De pie. Dando testimonio del amor que no guarda en el olvido a los que murieron, a los que sobrevivieron, a las familias y amigos”, destacó Lozano.

El Arzobispo, frente a los familiares de las víctimas de Cromañón, expresó que “miramos para atrás no para recordar insistentemente el dolor y la muerte, sino para fortalecer el amor que nos une a quienes murieron. Nos une el amor a la vida, no el recuerdo de la tragedia”.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201912/420324-lozano-nos-une-la-indignacion-por-la-vida-joven-pisoteada-los-sobornos-y-la-busqueda-del-dinero.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *