Imágenes publicadas en la prensa internacional mostraron enormes centros comerciales con manifestantes vestidos completamente de negro y parados uno al lado del otro, de manera pacífica, a lo largo de todos los pasillos, todos los pisos y todas las escaleras mecánicas.

El diario local South China Morning Post informó que algunas de estas protestas terminaron con enfrentamientos con clientes de los shoppings que apoyan al gobierno o están en contra de las protestas, y, en otros casos, con renovadas escenas de represión policial, aunque no tan violentas ni tan masivas como las de los últimos meses, que dejaron ya más de 2.600 heridos y más de 4.500 detenidos desde junio.

La mayor violencia policial se registró en los shoppings Telford Plaza y Kowloon Bay, dos de los siete centros comerciales copados por los manifestantes opositores. En el de Sha Tin, en cambio, se vieron los principales enfrentamientos con clientes que repudiaron las protestas.

Mientras los siete shoppings más importantes de la ciudad se convertían en el escenario inesperado de un nuevo domingo de protestas, miles de personas se concentraron en el parque Tamar, en el centro de Hong Kong para apoyar a la fuerza policial y repudiar las continuas y “violentas” manifestaciones opositoras.

Las dos imágenes, la de los shoppings y la del parque, demostraron una vez que más que una parte importante de esta región autónoma de China sigue movilizada y las autoridades continúan sin saber cómo resolver una crisis política que parece no tener fin, especialmente después de la victoria arrasadora de la oposición en las últimas elecciones locales.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201912/416589-los-manifestantes-en-hong-kong-copan-ahora-los-shoppings.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *