La primera en salir de la Catedral Basílica de Salta fue la Cruz Procesional, que lo hizo a las 15.15, mientras que quince minutos después lo hizo la imagen de la Virgen de las Lágrimas.

Luego salió del templo la imagen de la Virgen del Milagro, con su base de claveles blancos, y pasadas las 16.30 partió la imponente imagen del Señor del Milagro, saludada por miles de pañuelos blancos en alto y el emocionante tañido de las campañas.

El Señor del Milagro inició su recorrido acompañado por el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, y el gobernador Juan Manuel Urtubey, quien estuvo junto a su esposa Isabel Macedo y otras autoridades provinciales.

De esta manera, comenzó la procesión del Milagro, que este año se realiza bajo el lema “Caminemos juntos como iglesia peregrina, hacia adelante”.

Las imágenes llegarán al Parque 20 de Febrero, donde se desarrollará la ceremonia de renovación del Pacto de Fidelidad, para luego regresar a la iglesia catedral y cerrar las actividades con la Misa del Peregrino.

Esta mañana concluyó el Triduo de Pontificales, con la celebración del Señor del Milagro, por lo que se realizó una misa estacional en el atrio de la catedral basílica, donde estuvo el presidente Mauricio Macri; su esposa Juliana Awada; el senador nacional Esteban Bulrrich y otros funcionarios nacionales y provinciales.

Al pronunciar la homilía, el secretario del Dicasterio para la Nueva Evangelización de El Vaticano, Octavio Ruiz Arenas, llamó a que, en momentos en los que la sociedad vive “temores, dudas e incertidumbres”, no ser “causantes de tanta división, desigualdad e incluso violencia”.

Al finalizar esa ceremonia, Cargnello se dirigió al presidente y le manifestó que “los pobres no son una molestia, son una oportunidad. Son maestros que nos enseñan”.

Operativos especiales de seguridad, defensa civil y salud, con la participación de más de 4.700 policías y 800 agentes del área sanitaria, entre otros, se desarrollan durante la multitudinaria procesión.

La Fiesta del Milagro tiene sus orígenes en 1582, cuando se fundó la ciudad de Salta.

Diez años después, el Fray Francisco de Victoria, que había estado en la fundación, envió desde España la imagen del Cristo Crucificado que encabeza las celebraciones, con destino al templo mayor de Salta.

El barco en el que viajaba la imagen naufragó, pero el Cristo fue rescatado en el puerto del Callao, en Perú, y trasladado a Salta.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201909/392607-las-imagenes-del-senor-y-la-virgen-del-milagro-recorren-las-calles-de-la-ciudad-de-salta.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *