El líder opositor de Venezuela Juan Guaidó llegó a Madrid en una visita marcada por la tensión interna que generó la decisión del presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, de no recibirlo para no perjudicar las negociaciones a favor de una salida dialogada al conflicto venezolano.

Entre gritos de “¡Presidente!, ¡Presidente!”, simpatizantes recibieron esta tarde a Guaidó en el aeropuerto de la capital española, donde el dirigente venezolano cierra una gira por Europa que esta última semana le permitió mantener contactos con altos mandatarios europeos, el último de ellos el francés Emmanuel Macron.

“Estoy emocionado por lo que hemos encontrado en Europa: logramos unificar una causa que es de todos los venezolanos, para exigir sobre nuestro futuro y recuperar nuestra democracia. Hoy sabemos los venezolanos que no estamos solos”, afirmó el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, quien hace casi un año se autoproclamó mandatario interino del país.

En su breve mensaje, Guaidó invitó a los venezolanos de España que lo acompañen esta tarde en la Puerta del Sol de Madrid para “defender” y “rescatar” la democracia.

El dirigente opositor no va a ser recibido por Sánchez pesa a que en los días previos mantuvo encuentros, además de con Macron, con la canciller alemana Ángela Merkel, el primer ministro británico Boris Johnson, y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Si se verá con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien reiteró que la posición de España es “contribuir a que se celebren unas elecciones libres, transparentes y democráticas” en Venezuela.

El propio Sánchez defendió hoy esta posición, que provocó una fuerte tormenta política interna debido a que la oposición de derecha se volcó en apoyo a Guaidó, utilizando la crisis de Venezuela como un arma para desgastar al flamante gobierno de coalición español.

“Defendemos una respuesta dialogada para una pronta celebración de elecciones. Somos un Gobierno que siempre hemos apoyado a la oposición venezolana”, remarcó hoy Sánchez, cuyo socios de gobierno, el partido de izquierda Unidas Podemos (UP) no reconoció a Guaidó como “presidente “interino”.

El jefe del Ejecutivo de coalición también defendió a su ministro de Transporte, José Luis Ábalos, quien se vio envuelto en un confuso episodio por un encuentro -revelado por la prensa- con la vicepresidenta de Venezuela -y número dos del presidente Nicolás Maduro- Delcy Rodriguez el pasado domingo en el aeropuerto internacional de Bajaras.

En ese sentido, Sánchez dijo que Ábalos evitó “una crisis diplomática” en referencia a que, según la versión oficial, disuadió a Delcy Rodriguez para que no ingresara a territorio europeo, algo que tiene prohibido debido a las sanciones impuestas en su contra por la Unión Europea (UE).

Ábalos sostiene en una entrevista publicada hoy que España tiene que “equilibrar” más su posición que otros países para defender una salida negociada en Venezuela para que haya elecciones.

En contraste con la posición del gobierno, la derecha española se volcó para respaldar a Guaidó. El líder del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, se reunió con el dirigente opositor en la Casa América de Madrid y al término del encuentro reiteró su reclamo a Sánchez de que “cese de inmediato a Ábalos”, por su encuentro con la dirigente chavista.

Guaidó recibirá la “Llave de Oro” de la ciudad de Madrid y también será recibido con honores por la jefa del gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/202001/426897-juan-guaido-venezuela-espana-madrid.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *