La vista del caso empezó en Johannesburgo en la Corte de Igualdad de Sudáfrica, un tribunal con competencia en asuntos relacionados con la igualdad de derechos y los principios de no discriminación establecidos por la Constitución.

La causa contra el “despliegue gratuito” de la bandera está impulsada por la Fundación Nelson Mandela -que vigila el legado del fallecido Nobel de la Paz y primer presidente negro del país-, con el apoyo de otras organizaciones civiles e instituciones, como la Comisión Sudafricana de Derechos Humanos.

En su presentación judicial en la primera audiencia del caso, la fundación argumentó que cualquier uso del estandarte que no tenga fines justificados, como “periodísticos, académicos o artísticos”, debe considerarse un acto de “discriminación”, de “acoso” y de “discurso de odio” contra la población negra del país, “que vivió oprimida durante casi medio siglo por culpa del apartheid”.

Frente a ellos se ha posicionado el grupo de presión afrikáner Afriforum, que defiende que blandir la bandera no se puede penalizar por ser una cuestión de libertad de expresión, citó la agencia de noticias EFE.

La causa fue impulsada después de que el antiguo pabellón se viera en protestas de agricultores afrikáner contra la violencia que sufren habitualmente -muchas veces con consecuencias mortales- debido a los conflictos por el desigual reparto de la tierra mayoritariamente aún en manos blancas y el clima de criminalidad general en el país.

La antigua insignia, de colores naranja, blanco y azul, entró en vigor en 1928 para simbolizar a la Unión Sudafricana, nombre del territorio mientras estuvo bajo dominio británico, hasta 1961.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201904/353781-estudian-si-es-discurso-de-odio-ondear-la-bandera-del-apartheid.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *