Juan Guaidó y Luis Parra, electos por distintos grupos de diputados para ejercer la presidencia de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) de Venezuela, centraron hoy el conflicto por la autoridad legislativa en el quórum y en el uso del despacho.

Mientras tanto, la oposición denunció una nueva incursión policial, la segunda en 48 horas, en el hotel de Caracas donde se hospedan los diputados del interior del país, en momentos en que mantenían una reunión con Guaidó.

Parra, designado por el chavismo y sus aliados en una sesión sin quórum a la que tropas militares impidieron el ingreso de la mayoría opositora, ocupó esta mañana el despacho de la presidencia de la AN y sostuvo que no hubo irregularidades en su investidura.

Guaidó, reelecto poco más tarde con 100 votos en una sesión televisada que se efectuó en instalaciones del diario El Nacional, advirtió que mañana volverá a la oficina principal del parlamento y a presidir la sesión del día.

“Contando con 150 diputados que conformaron ese quórum se dio el acto de proclamación”, afirmó Parra en rueda de prensa en el Palacio Federal Legislativo, en la que agregó que votaron por él 81 parlamentarios pero aún no sabía quiénes habían sido.

“Yo no manejé el proceso el día de ayer; ayer hubo un director de debate, hubo una secretaría, y obviamente lo que tenemos son los números; en las próximas horas seguiremos”, dijo, según el diario digital El Pitazo.

En tanto, Guaidó anunció en rueda de prensa que mañana intentará ingresar a la sede de la AN para presidir la sesión programada y remarcó que si “el régimen (del presidente Nicolás Maduro) quiere otra vez impedir” su acceso, él está facultado para convocar al pleno del parlamento en cualquier otro sitio, tal como hizo ayer para celebrar el debate en que fue reelecto.

“Para sesionar hay algo básico y es tener quórum, no hay que ser genio para saber eso; veamos cómo van a funcionar sin ningún elemento”, desafió.

Dado que la AN tiene 167 bancas -de las cuales siete están actualmente vacantes-, si fuera cierto que 150 diputados asistieron a la sesión en que fue investido Parra, al menos 90 de ellos se presentaron también a la reunión en que fue reelecto Guaidó.

Sin embargo, el diario Tal Cual aseguró que la designación y el juramento de Parra -así como los de Franlyn Duarte y José Gregorio Noriega como primero y segundo vicepresidentes- se realizó “en una sesión sin quórum, debate ni votación”.

Asimismo, El Pitazo detalló que en esa sesión se violaron los siete artículos del reglamento de la AN relativos a la elección de autoridades, entre ellos que Guaidó debió dirigir el debate y tomar juramento a su eventual sucesor.

Parra y Noriega fueron expulsados el mes pasado de los partidos opositores Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP), respectivamente, después de que fueran involucrados en la “Operación Alacrán”, una supuesta trama de sobornos a legisladores antichavistas con el objeto de impedir la reelección de Guaidó.

Por otra parte, la oposición denunció que tropas de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) tomaron esta tarde las instalaciones del hotel Paseo Las Mercedes, donde se hospedan los legisladores del interior del país, que estaban reunidos con Guaidó preparando la sesión de mañana.

“Atención: dictadura arremete nuevamente contra el parlamento; cuerpos represivos se encuentran en sitio de reunión donde está la junta directiva de la AN y mayoría de diputados, previa sesión de mañana”, afirmó la diputada Delsa Solórzano en Twitter.

Algunos minutos después agregó: “Urgente, continúa el acoso. Están FAES y otros cuerpos de seguridad tomando de nuevo el hotel Paseo Las Mercedes donde estamos los diputados.”

Miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) habían tomado las instalaciones del mismo hotel en la noche del sábado, con el argumento de una denuncia según la cual habían colocado allí un artefacto explosivo.

En otro orden, y aunque pasó casi inadvertido, VP relevó a Guaidó de guardar disciplina partidaria, lo que lo libera -especialmente en su función como presidente encargado de la república designado por el parlamento- de la tutela política del líder de la agrupación, Leopoldo López, una de las figuras más radicales y menos negociadoras del antichavismo.

“Impulsamos la propuesta del presidente Guaidó de hacer una pausa en su disciplina partidista mientras duren sus responsabilidades como presidente encargado, para construir, ampliar y fortalecer una alianza junto al resto de los partidos políticos, gremios, sindicatos, estudiantes y sociedad civil en su conjunto”, informó VP en un comunicado.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/202001/421833-el-quorum-y-el-despacho-focos-de-la-pelea-por-la-presidencia-del-parlamento-venezolano.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *