La conducción del Movimiento al Socialismo (MAS) se reunirá este fin de semana en Cochabamba para poner en marcha su estrategia con miras a las elecciones generales que se celebrarán en Bolivia el año próximo, las primeras en los últimos 18 años sin la candidatura de Evo Morales a la presidencia del país.

Con Morales y el ex vicepresidente Álvaro García Linera exiliados en México después de haberse visto forzados a renunciar el 10 de noviembre, el MAS llega a esta instancia en estado de convulsión y con la esperanza de encontrar candidatos capaces de ganar esta crucial elección, todavía sin fecha marcada.

El diputado Edgar Montaño confirmó que en la reunión del sábado estarán presentes las autoridades del partido, la militancia y los representantes de las organizaciones sociales que mantienen su apoyo al MAS.

“Quiero pedir a las bases del Movimiento Al Socialismo que puedan reorganizarse, que puedan contribuir a la democracia en estos momentos difíciles, y para eso el MAS ha solicitado un ampliado nacional de emergencia que va a realizar en la ciudad de Cochabamba el 7 de diciembre”, dijo Montaño, citado por el diario boliviano La Razón.

El partido aspira a recuperar el caudal electoral que consiguió en las elecciones del 20 octubre, cuando Morales fue primero declarado reelecto en primera vuelta por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en un fallo que más tarde fue anulado en medio de múltiples denuncias de fraude.

Esas denuncias, sumadas a un planteo de la conducción de las Fuerzas Armadas y a una serie de protestas sociales, forzaron a Morales a renunciar y marchar hacia el exilio en México.

En ese contexto, se autoproclamó presidenta de Bolivia la otrora opositora Jeanine Áñez, quien logró en el parlamento la anulación de las elecciones de octubre y la puesta en marcha de un nuevo proceso electoral que prohíbe las candidaturas de Morales y García Linera.

“Vamos a participar en las elecciones, ellos (por los adversarios) nos propusieron que les ganemos nuevamente la elección; les vamos a ganar con el TSE que ellos vayan a elegir y nosotros vamos a elecciones con nuevos candidatos”, apuntó el diputado del MAS Henry Cabrera.

El partido de Morales exige garantías en el proceso electoral y denuncia sistemáticas persecuciones del gobierno de Áñez, quien hasta el momento no hizo comentarios acerca de la posibilidad de presentar candidatura.

Hasta hoy, confirmaron que serán candidatos para enfrentar al MAS Luis Fernando Camacho, del Comité Cívico pro Santa Cruz, y el ex presidente Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, quien rivalizó con Morales en los comicios de octubre y se declaró perjudicado por un fraude.

En cuanto a las posibles postulaciones del MAS, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, afirmó que son varios los dirigentes en condiciones de asumir la candidatura por el partido que gobernó en Bolivia durante 14 años.

Entre los nombres en danza, Choque mencionó al ex ministro de Economía Luis Arce, al líder cocalero Andrónico Rodríguez y al ex canciller David Choquehuanca, aunque aclaró que no habrá ninguna confirmación oficial antes de que se reúna el Congreso Nacional del partido.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201912/413745-bolivia-movimiento-al-socialismo-estrategia-elecciones-generales.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *