El gobierno del presidente de Francia, Emmanuel Macron, enfrentará este martes dos mociones de censura presentadas por la oposición, en un intento de frenar la decisión del Ejecutivo de aprobar la reforma previsional por decreto, sin contar con el voto parlamentario.

Los textos fueron presentados el sábado por el partido conservador Los Republicanos, por un lado, y tres formaciones de izquierda -socialistas, comunistas y el grupo Francia Insumisa-, por el otro, poco después del anuncio hecho por el premier, Édouard Philippe, de prescindir del debate en la Asamblea Nacional, tras 13 días de bloqueo a la medida.

Philippe, cara visible de la agenda reformista de Macron, argumentó el uso del polémico artículo 49.3 de la Constitución, que permite aprobar leyes por decreto, con el objetivo de poner fin al “no debate”.

En un hemiciclo casi lleno, el jefe del grupo Los Republicanos en la cámara baja, Damien Abad, defendió la primera moción contra un “fiasco parlamentario sin precedentes” sobre una reforma que hará de los franceses los “grandes perdedores”.

El segundo texto fue expuesto por el diputado comunista André Chassaigne, quien denunció un “desastre democrático” tras el uso “funesto” del artículo 49.3 que “completa la crónica del fracaso anunciado de esta reforma”, reportó el vespertino Le Monde.

Aunque las medidas no tienen chances de prosperar, dada la mayoría legislativa con la que cuenta La República En Marcha, el partido de Macron, el debate en el pleno se anunciaba largo e intenso.

Édouard Phillipe

douard Phillipe

El clima estuvo también caldeado en las calles, donde los gremios, que desde diciembre iniciaron una pulseada contra el proyecto con huelgas y protestas, convocaron a nuevas movilizaciones en todo el país contra esta “imposición”.

Según informó la Confederación General del Trabajo (CGT), “decenas de miles de manifestantes” protestaron en toda Francia, de los cuales unos 20.000 lo hicieron en París.

Unos datos que contrastan con los ofrecidos por el Ministerio del Interior, que cifró en 22.300 los asistentes a las marchas en todo el país, de los cuales 6.200 en la capital.

La reforma previsional, una de las medidas estrella del programa electoral de Macron, provocó el paro indefinido más prolongado de la historia reciente de Francia.

Para los sindicatos, el nuevo sistema jubilatorio, que pretende reemplazar los 42 regímenes especiales existentes por un sistema de jubilación universal por puntos, “degradará los derechos de todos”.

Unas críticas rechazadas por el Ejecutivo, que aseguró defender un sistema “más justo y más simple”.

La decisión del gobierno de aprobar el polémico proyecto por decreto sorprendió a la oposición, a tan sólo una semana de los comicios municipales.

Sin embargo, la jugada podría ser arriesgada para el gobierno, dado el malestar y la división que este proyecto de ley generó en la sociedad francesa.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/202003/437256-el-gobierno-frances-afronta-dos-mociones-de-censura-tras-intentar-imponer-la-reforma-previsional.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *