Ayer comenzó como un rumor y hoy hemos podido constatarlo como posibilidad. Desde Pehuajó llega la información de que cuatro equipos de los que conforman la LPF plantearían, en la reunión que se realizará esta noche, romper la unión de ligas con la Liga Deportiva de Bolívar de cara a la temporada 2020.

Los clubes en cuestión serían Defensores del Este, Atlético e Independiente de Mones Cazón y Maderense, que además ya estarían sumando adeptos a esa movida. La principal razón esgrimida por estas instituciones es el poco “aporte” que harían los clubes bolivarenses en torno a cantidad de espectadores, aunque suena algo raro que recién ahora hayan notado una situación que se dio siempre, salvo alguna excepción como cuando Independiente jugó la final en 2012 y llevó mucha gente a Pehuajó.

Esta noche se realizaría la votación, de la que no participarán los clubes de la LDB (Empleados, Independiente, Balonpié, Bull Dog, Bancario y Atlético Urdampilleta), y cuentan que es importante el aval conseguido por esos 4 clubes para avanzar en la escisión.

La pregunta que surge es: ¿qué pensará el Consejo Federal en caso de que se concrete? La entidad que nuclea el fútbol del interior viene bregando hace algunos años por las uniones de ligas, por la regionalización del fútbol. ¿Hará algo para evitarlo o dejará que todo fluya?

Lo cierto es que, de producirse ese escenario (impensado hace unos días) de ruptura, los clubes de nuestra zona deberían plantearse diversas alternativas. Una sería recuperar la liga propia, algo que vería con buenos ojos el Intendente Pisano, por ejemplo, pero no así clubes como Empleados y Balonpié. Pero puede haber otra posibilidad…

Olavarría está atravesando una situación difícil en torno a su liga, con algunos equipos que contemplan la posibilidad de bajarse, y podría mostrarse acogedor para con los equipos bolivarenses. Si bien, aún no hubo ningún tipo de acercamiento entre dirigentes ligueros (al menos que sepamos), no habría que descartar que surjan conversaciones.

Pehuajó, en tanto, definirá su postura hoy. Como de costumbre, los dueños de la “unión de ligas” que nunca existió en la práctica, serán jueces del futuro de nuestros clubes. Sin embargo, si se produjera la separación, no sería el fin del mundo. El sol sale para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *