El director técnico Gustavo Alfaro dispuso una práctica de fútbol en espacio reducido que se realizó en las canchas 2 y 3 de Casa Amarilla, en donde se mezclaron titulares y suplentes en un intenso entrenamiento.

Quienes no pudieron estar en esos “picados” fueron el italiano Daniele De Rossi y Ramón “Wanchope” Ábila, quienes estuvieron en kinesiología.

Según allegados al cuerpo técnico, se alejan las posibilidades para ambos de llegar en buenas condiciones físicas al encuentro ante River, a tal punto que es difícil hasta que estén en el banco de suplentes.

En el turno matutino, que en verdad se cumplió cerca del mediodía, el plantel trabajó bajo techo -debido a la lluvia- con trabajos físicos en el gimnasio de Casa Amarilla.

Alfaro dispuso entonces que los futbolistas realizaran tareas físicas livianas, debido a que jugadores y el cuerpo técnico participaron el jueves de la cena Boca Social en la Bombonera, la reunión benéfica que organiza cada año el club de la Ribera.

El DT también eligió videos sobre las últimas actuaciones del equipo, que los jugadores siguieron con atención mientras Alfaro realizaba observaciones. Para finalizar, hubo una charla grupal entre los futbolistas y el cuerpo técnico.

Ya por la tarde, el plantel cumplió con la última jornada de entrenamiento de doble turno, que fue uno de los ejes de la mini pretemporada que dispuso Alfaro ante el difícil compromiso del martes 22, cuando Boca intentará revertir el 2-0 a favor de River que el “millonario” logró en el Monumental el pasado 1 de octubre, en la ida de la semifinal copera.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201910/399438-boca-juniors-river-plate-entrenamiento-doble-jornada-superclasico.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *