“Fue un clásico muy intenso como pensábamos. Enfrentamos a un rival que viene en un pico alto de confianza”, agregó el director técnico de Boca.

Alfaro reconoció que su equipo está “en una etapa de construcción” y manifestó que “nos faltaron tres jugadores de mitad de cancha para arriba que suelen tener un peso específico propio”

Las referencia fueron en torno a las ausencias de Eduardo Salvio, Mauro Zárate y Ramón Abila, todos lesionados.

El entrenador sostuvo que el equipo “se acomodó mejor en el segundo tiempo”, advirtiendo -también- que los ingresos de Emanuel Reynoso, Sebastián Villa y Carlos Tevez se dieron porque apostaba “a romper la velocidad con precisión para poder sorprenderlos”.

“Veo un equipo sólido en la faz defensiva. En ningún momento padecimos el partido”, agregó Alfaro.

El entrenador agregó que “River es un equipo rodado, con cinco años de trabajo en el lomo. Nosotros estamos buscando la puesta a punto, es como si tuviésemos un plazo fijo que estamos renovando cada treinta días”, dijo.

El director técnico sostuvo que la eliminatoria semifinal de la Libertadores “será muy pareja” y desestimó la posibilidad de incorporar algún jugador antes del jueves próximo, cuando se cierra el mercado de pases.

“Hay una buena evolución de los muchachos que están lesionados” confió.

Por último, Alfaro se refirió al hecho de que Carlos Tevez iniciara el encuentro entre los suplentes y lo justificó argumentando que “son decisiones tácticas”

“No incluir a (Carlos) Tevez desde el comienzo es una decisión como cualquier otra que toma un entrenador”, dijo.

“A veces decido cosas que salen, a veces no. Hace un mes con (Atlético) Paranaense, a Tévez no lo puse de entrada y nadie me dijo nada en esa ocasión”, señaló Alfaro.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201909/388986-alfaro-fue-una-manera-de-medirnos-de-cara-a-lo-que-se-viene.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *